ARATUR Anuario Turístico de Aragón 2014- HERALDO DE ARAGON-Suplemento especial

ARATUR Anuario Turístico de Aragón 2014- HERALDO DE ARAGON-Suplemento especial

Por Rincón del cierzo /Escrito el31-5-2014

Comarca de Campo de Belchite-ARATUR- SUPLEMENTO ESPECIAL HERALDO DE ARAGON

 Turismo en Aragón > Zaragoza Provincia > Comarca de Campo de Belchite
La Comarca del Campo de Belchite, en el sur zaragozano, atesora uno de los exponentes mejor conservados de los paisajes de estepa, pero al mismo tiempo sorprende por su diversidad natural. En clave histórica, algunos de sus municipios son cuna de genios como Goya o de heroínas de los Sitios, como Manuela Sancho.


Pocos lugares como el campo de Belchite ofrecen el privilegio de contemplar un atardecer en mitad de un paisaje estepario, lleno de horizontes formados por la planicie y pequeñas sierras, lejos de cualquier bullicio, si acaso tan solo roto por el rumor de los insectos. Esta comarca del sur zaragozano es conocida, sobre todo, por el pueblo viejo que da nombre a la misma, Belchite, escenario de una de las más cruentas batallas de la Guerra Civil; y por Fuendetodos, la cuna del pintor Francisco de Goya. Sin embargo, estas tierras de transición entre la cordillera Ibérica y el valle del Ebro encierran muchas más sorpresas. Entre ellas, la inmensisdad de la naturaleza y la autenticidad de productos de la tierra, como el aceite o el vino.

Formada por el pequeño pero evocador río Aguas Vivas, afluente de la margen derecha del Ebro, la comarca del Campo de Belchite engloba por encima de todo una serie de paisajes de incalculable valor ecológico: los territorios de estepa, casi únicos en Europa por su flora y su fauna, cuentan con dos zonas protegidas: el refugio de la Lomaza y la reserva ornitológica del Planerón. Es allí donde uno se siente pequeño contemplando el llano y los pequeños cerros en los que la vegetación se camufla con la tierra arcillosa.

Tomillo, jarilla, romero, salvia o esparto son solo algunas de las plantas que sirven de refugio a aves como el alcaraván, la alondra de Dupont o la ortega.

La parte más meridional de la comarca, junto a las sierras de Herrera, Cucalón y Arcos, anticipa la orografía y el clima del sistema Ibérico, apenas distante unos pocos kilómetros. Las sierras Gorda y de Belchite contienen muestras de bosque y matorral mediterráneo y varias hoces del Aguas Vivas, entre Almonacid de la Cuba y Belchite.

Sin embargo, si la naturaleza es un reclamo poderoso en estas tierras, no lo es menos la historia, con ejemplos singulares de ingeniería romana como la presa de Almonacid, casi única en su género en la Península Ibérica; o ermitas como las de Santa María de Allende en Moyuela y San Nicolás de Bari en Azuara, ambas consideradas como románico tardío de los siglos XII y XIII.

La Modernidad trajo consigo el momento de mayor relevancia histórica: el nacimiento de personajes ilustres en esta comarca. Goya es el más famoso, sí, pero no conviene olvidar a la valiente Manuela Sancho, una de las heroínas de los Sitios de Zaragoza, natural de Plenas, donde hoy existe un museo en su memoria.

Y la más amarga parte de nuestra historia sobreviene al visitar el pueblo viejo de Belchite. Un monumento al horror de lo que nunca debiera suceder y que hoy está musealizado para que su enseñanza nunca quede en el olvido.